- Sobre Marruecos - https://sobremarruecos.com -

Legzira, la playa de los arcos rojos

Si quieres disfrutar de uno de los mejores paisajes costeros que ofrece Marruecos entonces enfila tus pasos a unos 120 km de la ciudad de Agadir, hacia la costa del Atlántico y la hermosa Legzira Plage. Se trata de una de las playas más hermosas del país, el sitio ideal para perderse observando las luces naranjas y doradas del atardecer.

Es una playa casi desértica donde no te vas a topar con casi nadie, salvo algunos turistas más y algunos pescadores con sus burros.  Las aguas que bañan esta playa son profundamente azules y contrastan con lo rojizo de la roca de la costa.

Rojo y rosado, esos son los colores característicos de los recortados acantilados que descienden hasta el mar como una cascada pedregosa que va deshaciéndose conforme el rojo se encuentra con el azul.  Así, un puñado de rocas salpica la costa.

La playa Legzira es muy pero muy tranquila y es relajante pasar aquí un par de días cuando en otras playas marroquíes el acoso de vendedores ambulantes y mirones (si eres mujer), es constante. Aquí no hay así que es el mejor lugar para relajarse. Existen un par de hoteles cerca que ofrecen habitaciones baratas.

Una habitación privada, con ducha y una ventana con vista al mar y a los rojizos atardeceres cuesta menos de 20 dólares, por ejemplo. En fin, que es una de las playas marroquíes más bonitas y es famosa por los arcos que la adornan, tres arcos tallados por la fuerza del mar contra los muros de piedra caliza de los acantilados.

Son estos arcos los que resplandecen en distintos tonos, rosados, rojos y dorados, con las luces del atardecer. ¿Cómo llegas hasta aquí? Puedes tomar un autobús en Tiznit, el viaje dura una hora y desciendes en la misma ruta, junto a un letrero. Desde allí debes caminar 20 minutos.