Sahara, destino en Marruecos

Sahara de Marruecos

Creo que el primer gran desierto que todos oímos nombrar de pequeños fue el Sahara, ¿no es cierto? En películas, libros, novelas, manuales del colegio. El Sahara y sus días de mucho calor y sus noches heladas bajo densos mantos de estrellas. Romántico, aventurero, arqueológico, bélico, todo junto en un mismo nombre.

Y no en vano, el desierto del Sahara es el desierto mas grande del mundo. Es casi todo tierra estéril, salvo algunos sectores conocidos como oasis que son alimentados por ríos subterráneos. Estos sectores se convierten así en tierras fértiles dedicadas a la agricultura y siguen siendo destinos especiales al día de hoy.

El Sahara cubre una superficie de 9 millones de km2, un 30% del continente africano, y en los días de verano la temperatura llega casi a los 60ºC. Hay mucho pero mucho viento y llueve muy poco así que las dunas de arena van y vienen, se forman y se deforman ondulando y cambiando el paisaje. El Sahara de Marruecos comprende algunas aldeas y ciudades y algunos oasis.  Comienza entre las montañas Anti Atlas y la frontera con Argelia, algunos kilómetros al sur. Es un sitio realmente impresionante y muy popular entre los turistas.

Es necesario, eso sí, contar con un vehículo 4 x4 para poder recorrerlo y disfrutarlo. Lo puedes alquilar y ayudarte con un GPS o puedes sumarte a un tour desde algunas de las ciudades del norte, ya sea en camioneta o en camellos. Entre las ciudades, pueblos y destinos del Sahara marroquí está el oasis desierto de Tetla Tagmout. Hasta aquí llegas sí o sí en un coche 4×4, por lo difícil del terreno. Puedes llegar desde la ciudad montañosa de Igherm, pasando por Tata. Es un sitio hermoso y solitario en el que te puedes detener a descansar pero no está incluido en todos los tours así que si te interesa, pregunta antes.

La mayoría de las visitas al Sahara comienzan en Marrakech y cruzan las Atlas hasta Ourzazate. Desde aquí bajan por el Valle Drâa hasta Zagora y las dunas de Tinfour y toman la ruta del desierto hacia Erfoud y Eerg Chebbi y sus dunas. Pasan por los cañones de Dades y Todra antes de emprender el camino de regreso . Los paseos a lomos de camello en alguna de las ciudades del recorrido no son caros y los puedes contratar cuando llegas o antes.

Foto: vía Morocco Desert

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Marruecos


Deja tu comentario