La playa de Sidi Kaouiki

Sidi Kaouki

Sidi Kaoki es una pintoresca aldea bereber a la que llegas después de dos horas y media de viaje. La aldea es bien rústica, sin luces en la calle, sin árboles, sin césped, con solo algunos arbustos y con muchos sitios arqueológicos a medio excavar.

En las calles distingues personas, niños, camellos, caballos y gallinas y en algún momento volteas la mirada y te topas con el océano Atlántico y una vasta y espectacular playa.

Sidi Kaouki está a unos casi 28 km al sur de Essaouira y a 150 de Agadir. Su nombre deriva del nombre de un hombre santo del siglo XIX, un maestro cuyo antiguo santuario atrae todos los años a muchos peregrinos a orilla del mar. Los peregrinos extranjeros, como tu, llegan hasta aquí buscando las mejores olas para surfear o el mejor viento para hacer kite surfing.

El clima aquí es cálido y ventoso durante todo el año así que las condiciones son estupendas. Además, la combinación de la playa con los arrecifes y el Cape Sim forman las mejores olas del país.

En la aldea puedes combinar la vida tranquila y pausada de una típica aldea de Marruecos con sus cafeterías y la emoción y actividad del turismo. Para ser pequeña lo cierto es que cuenta con una buena oferta de alojamiento, incluso alojamiento de lujo: el hotel Rebali Riads. Aquí puedes alojarte en suites o cabañas privadas, tiene sauna, piscinas de distintos tamaños y hasta techos de vidrio corredizos. Una maravilla con sábanas de algodón egipcio y gastronomía internacional.

Pero bien, que además de surfear en la aldea la oferta de actividades es más amplia: puedes pasear a lomos de camellos y salir de picnic, son paseos de 90 minutos, cabalgar, andar en bicicletas de cuatro pasajeros, jugar al tenis o aprender surf, kite surf y windsurf con instructores. Mientras Essaouira, sólo a 20 minutos de distancia, es mas ruidosa y popular, aquí tienes un reducto tranquilo y hermoso para seguir disfrutando de la costa de Marruecos.

Foto: vía Nekotabi

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Essaouira


Deja tu comentario