Observación de aves en el Lac du Sidi Bourhaba

Lac du Sidi Bourhaba

Aunque Marruecos es considerado por muchos como un excelente destino para ver un poco más de la arquitectura típica de esta parte del continente africano, también es un excelente destino natural, que debes explorar en algunas de sus partes más hermosas.

En toda la geografía de este país tienes la oportunidad de encontrar diferentes lugares donde no sólo puedes disfrutar de la naturaleza exótica, sino que puedes hacer observación de aves y disfrutar de hermosas playas.

Uno de los destinos naturales que te recomiendo en Marruecos está en las afueras de la ciudad de Kenitra, en el noroccidente del país y desde donde puedes tomar taxis hasta allí, que es Mehdiya. Esta es una pequeña población que tiene una hermosa playa que es la preferida por muchos turistas marroquíes y que tiene su temporada más popular durante los meses de julio y agosto.

Aunque en ella como tal no hay mucho que ver más que una kasbah histórica que no está en perfectas condiciones, aunque si ofrece unas vistas espectaculares del mar y de los alrededores naturales. Entre ellos no te puedes perder el Lac du Sidi Bourhaba, que es un lugar natural especial para aquellos turistas que están interesados en la observación de aves en Marruecos.

Este lugar es un lago de agua dulce que tiene un pequeño malecón que lo separa, y este precisamente es el mejor sitio que puedes encontrar si te gusta la observación de aves, sólo tienes que caminar por él. Unos de los muchos animales que hay allí son los aguiluchos pálidos, que desde lo alto buscan cazar algunas de las libélulas que están encima de las aguas; además de varios tipos de sapos, que se oyen justo antes del atardecer.

Si quieres viajar hasta este Lac du Sidi Bourhaba no te tienes que preocupar mucho, sólo te tienes que quedar una noche en Kenitra, para el otro día temprano en la mañana tomar alguno de los minibuses o un taxi que te lleve hasta Mehidya. Ya desde allí puedes seguir las señales que te llevan hasta el lago y en él te recomiendo dar una caminata por sus orillas temprano en la mañana o al atardecer; en especial en el verano, cuando los locales no lo frecuentan mucho.

Foto Vía: rosasparami

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario