Conducir por el Valle de Dades

Valle de Dades

En el centro hacia el sur de Marruecos encuentra uno de los lugares más lleno de paisajes de toda esta región del país y es el Valle de Dades, que puedes recorrer en automóvil.

Este valle, que es conocido como el de las mil kasbahs, tiene una buena cantidad de oasis y de otras características que puedes ir fácilmente descubriendo en un recorrido en automóvil, que es uno de los planes más populares para los turistas en los alrededores.

Cada una de las poblaciones que están ubicadas en este Valle de Dades tiene sus características únicas y su encanto, por lo seguramente te verás tentado a pasar algunos momentos en cada una de ellas. A primera vista es fácil pensar que todas las pequeñas ciudades que existen en esta región son iguales, pero a medida que vas avanzando verás que esto no es verdad y que cada una dejará una huella en ti.

Conduciendo por los caminos del valle tienes que dejar tiempo para tomar algunos momentos para bajarte de tu automóvil para ir a caminar un poco por las orillas del río en las horas de la mañana y cuando ya va llegando la noche, así como para recorrer los inmensos campos de árboles de palma que tienen décadas de estar allí y las varias kasbahs que están en estado de ruinas, pero que tienen una belleza que perdura.

Aunque un recorrido en automóvil por Dades no te llevará a ningún lugar que sea ampliamente reconocido internacionalmente, si te dará una experiencia inolvidable y que cada día es más popular entre los turistas. A medida que vas avanzando, vas encontrando aún más los encantos de este sitio, porque los paisajes empiezan a cambiar dramáticamente, así como los estilos de vida en las poblaciones que vas encontrando.

El Valle de Dades va cambiando a medida que te vas adentrando más y más en él, en especial porque el camino empieza a subir, por lo que todo en los alrededores cambia en especial la naturaleza. Y con este avance también vas viendo cómo el valle de va volviendo cada vez más angosto. Te recomiendo detenerte antes de que llegues a la población de Aït Oudinar, cuando puedes ver que las montañas tienen unas formas únicas en las que nunca de pierden sus colores rojizos.

Foto Vía: travelinknu

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario