Hermoso oasis de Bleu de Meski

Bleu de Meski

Marruecos tiene una buena cantidad de oasis en medio de los desiertos que son toda una maravilla porque ofrecen un clima un poco más fresco y unos paisajes diferentes en donde se encuentran.

Uno de los oasis que te recomiendo visitar, que se diferencia de otros por la belleza de sus aguas y de la naturaleza que existe allí, además de ser uno de los más populares del país, que es el Bleu de Meski.

Este lugar, que está en el oriente de Marruecos muy cerca a la frontera con Algeria, y consiste en árboles de palma de gran altura, sitios perfectos a la sombra para que descanses y disfrutes del ambiente natural local, y unas aguas frías que son muy agradables para el calor y para tomarte un tiempo lejos de los campos áridos y de las dunas de arena que encuentras en los alrededores.

Bleu de Meski tiene unas piscinas que originalmente fueron construidas por legionarios extranjeros y que están en el Valle de Ziz, no muy lejos de la cuidad de Er Rashidia, desde donde llegan los locales a tempranas horas de la mañana por el agua que utilizarán durante el día. Allí también llegan muchos turistas que han escuchado de la fama y de la belleza de este sitio y junto a ellos vendedores que toman ventaja de la cantidad de gente que está allí.

Para entrar a este oasis debes pagar un pequeño valor y al ingresar puedes ver que todo está dividido en dos secciones. La mayoría de los visitantes escogen pasar el día en la primera piscina, en donde está la primera área de baño y en donde está la fuente original del agua, que es un río que pasa por la montaña y llega hasta las piscinas gracias a un hoyo que hay en ella.

Los árboles de palma son los encargados de mantener fresca el agua de las piscinas, porque con su sombra mantienen alejado el calor proveniente del sol. En este lugar puedes disfrutar de momentos con visitantes tanto locales como extranjeros, con niños riendo y jugando en el agua y con personas vestidas con trajes de colores, lo que hacen que sean inolvidables y encantadores.

Foto Vía: ranzlind

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario