Hombres azules y oasis mágicos en Guelmim

Oasis Aït Boukha

La ciudad de Guelmim, conocida con muchos nombres diferentes según su transliteración del árabe, es la capital de la provincia homónima y de la región de Guelmim-Esmara, en el suroeste de Marruecos.

Apenas 30 kilómetros separan a esta ciudad de la costa del océano Atlántico, y es accesible a través de Tiznit, que se encuentra a 125 kilómetros. Su emplazamiento la ha hecho famosa y muy concurrida dado que se encuentra justo a las puertas del desierto del Sahara, lo cual la convierte en una ciudad de paso y hospedaje para quienes quieren realizar excursiones por las eternas arenas africanas.

Sin embargo, sería un error creer que el valor de esta ciudad se reduce a un lugar de transición en el que nada más hay que hacer sino esperar a las excursiones futuras. De hecho, Guelmim ofrece un buen número de actividades y atracciones propias para quienes la visitan.

Los hombres azules son sin dudas una de ellas. Se trata de comerciantes que visten trajes de color azul y que permanecen en tiendas en el desierto hasta que llega el día sábado y es momento del mercadillo de la ciudad.

En el mercadillo de Guelmim, es posible adquirir un sinfín de productos locales, y contemplar el trato entre los comerciantes y sus clientes, que dista mucho de ser similar a lo que estamos acostumbrados en Occidente. Allí, estos hombres azules, cuya piel solía adquirir el color de sus ropas tras usarlas durante años bajo el intenso sol del Sahara, se encargan de vender sus productos.

Otro sitio digno de ser visitado es el Oasis Aït Boukha, que se encuentra a poca distancia de la ciudad. Una breve excursión nos permitirá disfrutar de las aguas de este oasis y de sus paisajes circundantes, de gran belleza natural. También se puede apreciar allí la danza regional que efectúan las mujeres del desierto y que se caracteriza porque la bailan de rodillas.

Foto vía: Projet «Galinette»

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pequeñas ciudades de Marruecos


Deja tu comentario