El Valle de Ahansal, en el Alto Atlas

Valle de Ahansal

El Valle de Ahansal es un hermoso destino turístico en Marruecos, con muchísimas actividades en contacto con la naturaleza, caminatas y escalada, combinadas con la visita a los pueblos bereberes y, por qué no, la posibilidad de compartir algunos momentos de la vida con los nómades de las tierras altas.  El punto focal es la montaña Catedral, al pie de la cual hay algunos albergues y casas rurales.

El valle está en el corazón del Alto Atlas, y es accesible por dos caminos: desde Azilal hasta Aït Mhammed y luego hasta Zaouiat, son unos 40 Km., y también desde Ouaouizerht hasta Tillouguit, a 30 Km., y luego hasta la montaña Catedral, otros 11 Km.

La carretera principal conecta el Amzray Catedral con Zaouiat en medio de espectaculares paisajes de montaña y cuenta con 40 Km. de senderos para caminatas o recorridos en vehículos de doble tracción. Otra magnífica carretera secundaria de alrededor de 40 Km. enlaza Azilal con Imi n’Wareg y desde allí hasta Zaouiat pasando por debajo de la montaña Catedral.

Para disfrutar de todas las bellezas del Valle de Ahansal sería necesaria por lo menos una semana completa, pero si no disponen de tanto tiempo, al menos deben dedicarle tres días y dos noches.  Con sus agradables temperaturas inclusive en verano, es una opción para cualquier época del año; sin embargo la mejor época es entre abril y junio, para aprovechar también las actividades deportivas, en especial la navegación y kayakismo. En julio y agosto las temperaturas varían mucho entre el día y la noche. Otra época hermosa es entre septiembre y octubre, dos meses durante los cuales se puede disfrutar del valle a pleno.

Por ejemplo se pueden realizar caminatas desde Melloul Assif, para acceder a sectores a los que sólo se puede llegar caminando como la Taghia y las gargantas de Tamda. Un baño refrescante en el Assif Ahansal vendrá muy bien para después continuar la excursión con el descenso de barrancos o la escalada. Recomendamos consultar con guías especializados.

Si prefieren las actividades acuáticas, les interesará saber que se puede practicar piragüismo, kayak y rafting en Assif Melloul y Ahansal; son casi 40 Km. de recorrido por el río hasta llegar al lago Bin el Ouidane.  Los amantes de la pesca encontrarán abundantes truchas, especialmente en las piscinas naturales alimentadas por manantiales que se forman después de las frecuentes inundaciones.

Los entusiastas de la bicicleta de montaña se sentirán a gusto, disfrutando de los recorridos por las vías secundarias como una aproximadamente a 20 Km. de la carretera principal, cerca de Ahansal Tilouguitte, casi recta.  Hay mucho más para hacer en el Valle del Ahansal, como por ejemplo tomar fotografías; el área más popular es el trayecto entre El Taghia y Zaouiat.

Foto: Drisssabri

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario