El embalse de Al Wahda y la pesca del Black Bass

Lago Al Wahda

El embalse de Al Wahda es el más grande de Marruecos; se encuentra entre Ouazzane, Taounate y Oued Sidi Kacem, en la provincia de Ouergha, aunque también es conocido como Mejahra.

Hay varios caminos que nos acercan al lago: por Tafri, por Moulay Al Bouchta Khammar o por Moulay Joumoua Bouchta Zghira que es el más conocido especialmente por los pescadores, pero sólo se puede llegar en motocicletas o vehículos de doble tracción.

El lago de Al Wahda, ubicado al norte de Marruecos pero al sur de las montañas Rif, es absolutamente único: su principal característica son los cambios de temperatura en un mismo día, ya que es posible experimentar en 24 horas las cuatro estaciones. El paisaje cambiante se parece por momentos a un fiordo noruego, por momentos un lago en el Cáucaso. Está rodeado por lugares increíbles como el Jbel Messaoud, la ciudadela de Amergo, el pueblo de Amezo o el aduar Kissane.

La ciudadela de Amergo se encuentra al sur del lago Al Wahda, en las alturas de Moulay Bouchta. Se llega por un sendero que sube el Jbel hasta el pueblo mismo, ubicado en una hondonada en la parte superior, por lo que disfruta de una primavera constante. Las vistas del lago son realmente impresionantes y hay impactantes formaciones de ceniza volcánica de más de 850 años. Aquí podremos ver una mezquita que alberga los restos de Sidi Hamed El Ghoul, un profesor de Fes que muró en el año 549. La piedra sagrada triangular se encuentra sobre el ataúd y se cree que combate los dolores de cabeza.

La llegada a la cima nos regalará magníficas vistas del entorno; al bajar nos dirigiremos a Moulay Bouchta donde se puede comer.

El lago se formó por la acumulación de agua del embalse durante 1996 y 1997. Actualmente recibe agua de los wadis Ouargha y Aoudour Aoula, que se alimentan con las lluvias del Rif. Alberga varias especies de peces, como percas, carpas y el codiciado Black Bass. La pesca del Black Bass es todo un arte; se realiza con redes desde botes de madera. Este pez es originario de América del Norte y se destaca por su gran combatividad y el tamaño de su boca; de hecho, ¡la cabeza es un tercio del cuerpo!  Fue introducido por los franceses a comienzos del siglo XIX y ha encontrado en Marruecos su hábitat ideal.

Si la idea es quedarse, encontrarán varios albergues y casas rurales a orillas del lago; la mejor forma de llegar es tomar la carretera desde Ourtzagh hacia Tafra o Tabouda. Si vienen del norte deben ir desde Tabouda hacia Ourtzagh.

Imprimir

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario