El delicioso Festival de Artes Culinarias de Fez

Especias de Marruecos

Desde al año 2005, la ciudad de Fez es el escenario de un evento privilegiado: el Festival de Artes Culinarias, que se realiza todos los años a fines de octubre, y que recoge las tradiciones gastronómicas de las tres religiones monoteístas que se dan cita en Marruecos: judíos, cristianos y musulmanes, cada uno con sus costumbres y sabores.

Impactante acontecimiento cultural, gastronómico, turístico y de hermandad entre los pueblos, hoy les invitamos a conocerlo.

El Festival de Artes Culinarias de Fez es organizado por la Fondation Esprit de Fès, y participan distintos organismos de gobierno y la Municipalidad de Fez. Se desarrolla en varios espacios que son un placer para los sentidos, como el Museo Batha, el palacio Bab Al Makina o el Centro de Exposiciones Dar Tazi, y se presentan platos tradicionales marroquíes, europeos y asiáticos. Pero no sólo eso: para que la fiesta sea completa ¡la cristalería y la vajilla de plata son francesas y checas!

Aquí se podrá disfrutar de las delicadezas de miel, especias y almendras tradicionales de la cocina árabe, como Mhancha, una torta tradicional con pasta de almendras y azahar, o Chabakia de miel y semillas de sésamo. En el caso de Marruecos, es la oportunidad de conocer el Pollo judaba, declarado patrimonio culinario marroquí, un plato del siglo XIII que consiste en una suprema de pollo cocinada a fuego lento sobre carbón, en agua de rosas del Dades aromatizada con jengibre y pimienta de Taliouine.

El sentido solidario del festival está presente a través de talleres de pastelería que las abuelas llevan adelante dedicados a los niños, quienes reciben como regalo pequeños moldes, cortapastas y libros de recetas para familiarizarse con la cocina y aprender a amar la gastronomía.

Durante el festival se pueden adquirir libros e informarse acerca de las costumbres de los distintos pueblos; por ejemplo, sobre las fiestas judías, los postres del Mediterráneo o los utensilios de cocina tradicionales, como moldes y diversos accesorios, antiguos y modernos.  El festival se completa con talleres de productos, otros dedicados a los consumidores, y espacios para el arte y la cultura, como proyección de películas y exposiciones fotográficas, y charlas sobre el arte y la comida en la Escuela de Bellas Artes Guy Toulza, la comida y la música, las fiestas vistas por los escritores y mucho más.

Queda mucho en el tintero, como Intriya, un plato típico judío compuesto por albóndigas de merluza en salsa de cilantro y pimientos rojos acompañada de pastas frescas, o la decoración de la mesas para las fiestas.  Interesará al visitante saber que el Musée Batha es en realidad el Museo de Artes y Tradiciones de la ciudad de Fez, declarado monumento histórico en 1925 uno de cuyos patios es custodiado por un roble de varios cientos de años de edad.

Foto: vía Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Fez


Deja tu comentario