El país Yebala, cultura del norte marroquí

Asilah

Entre Tánger y el río Uarga al sur y el macizo central del Rif al este, incluyendo las llanuras atlánticas hasta la desembocadura del río Lucus se extiende una región habitada por un pueblo valiente y amante de su libertad: el país Yebala, llamado también Península Tingitana por Tingis, el nombre que los romanos dieron a la actual Tánger.

Estamos en la antigua Gomara, cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Yebala, históricamente poblada por árabes y bereberes, como los Senhaja, que se ubicaron principalmente al norte del río Uarga. En realidad está formado por cinco prefecturas y dos provincias: Larache y Chauen.

Aquí se encuentran ciudades como Asilah o Tetuán, y es una de las regiones más urbanizadas de Marruecos, aunque su economía se basa en la agricultura mediterránea: trigo, olivo, y árboles frutales. Surcada por varias carreteras asfaltadas, la mayoría de los pueblos se comunican entre sí por caminos de tierra pero muchas aldeas no tienen vías de acceso.

Si algo les resulta familiar, es porque el escritor español Lorenzo Manuel Silva Amador es el autor de la novela “Del Rif Al Yebala”, en la que cuenta su viaje exploratorio durante ocho días en esta región descubriendo lugares como Alhucemas, Larache, Alcazarseguer, la antigua ciudad romana de Volúbilis o Rabat, aunque también fue descripto por el explorador Auguste Mouliéras a fines del siglo XIX, más precisamente entre 1895 y 1899, quien plasmó sus observaciones en la obra “Le Maroc inconnu”.

Esta región era también conocida como País de Al-Habt, y en realidad el nombre de Yebala no aparece en la historia temprana sino en el siglo XVI ó XVII.  Actualmente está habitada por unas diez tribus que hablan el dialecto Yebli, una mezcla de árabe y amazigh con un poco de español; de hecho ¡aquí se escuchan palabras y expresiones de la lengua andaluza!

Yebala es el destino ideal para quienes quieran captar en toda su esencia la cultura del norte de Marruecos; amasada a partir de distintos aportes como los amazigh, árabes, andaluces y judíos, sus habitantes conservan las costumbres específicas con un alto sentido del honor y la dignidad y la conservación de los ritos religiosos.

Aquí se pueden visitar varios mausoleos muy importantes, como el morabito del sufista Mulay Abdeslam El Machich Al-Idrissi.  Otro lugar interesante para visitar en Yebala es Tazarut, a unos 50 Km. al sur de Tetuán, con su clima fresco y agradable y el palacio-fortaleza de Raisuni.

Imprimir

Categorias: Cultura en Marruecos


Deja tu comentario