Tamnougalt, estrella de cine del sur marroquí

Tamnougalt

A só1o 5 o 6 Km. de Agdz, a orillas del río Draa, en un valle de palmeras verdes, se encuentra uno de los conjuntos arquitectónicos más impactantes del sur de Marruecos: Tamnougalt, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, formado por la Kasbah y otras construcciones de sobrecogedora belleza.

Si algo les resulta familiar, es porque aquí se filmaron varias escenas de la película “El Cielo protector”, dirigida por el gran Bernardo Bertolucci a fines de los 80 del siglo pasado, protagonizada por Debra Winger y John Malkovich, basada en una famosa novela de Paul Bowles.

Pero además este lugar fue el escenario de muchas otras películas, como por ejemplo una miniserie de la BBC de Londres filmada en el año 2007 que se estrenó en Europa en el año 2008: “La Pasión”. Esta película fue filmada íntegramente en Marruecos, y una gran parte se filmó en Tamnougalt y sus alrededores.

Tamnougalt, según varias fuentes e investigaciones de las lenguas habladas en el norte de África significa “encrucijada”; precisamente es la mejor descripción para la estratégica ubicación de la aldea, en el cruce de caminos que desde tiempos inmemoriales recorren las caravanas que llegan por las grandes rutas comerciales que unen esta región con Asia y con Europa. Importantes instituciones a nivel global están cooperando con Tamnougalt para restaurar sus edificios históricos, como la Junta de Andalucía entre otras.

Interesará al visitante saber que originariamente Tamnougalt era un importante enclave de la comunidad judía, pero luego fue ocupado por el pueblo berebere e inmigrantes de Nigeria y Mali, que se instalaron en Tamnougalt y el resto del valle.

Tamnougalt fue la capital del Oasis Mezguita; se desconoce cuándo fue construida, pero se cree que ya existían en la época saadiana. Su historia es tumultuosa, llena de tensiones, pero actualmente es una ciudad tranquila y muy turística. Se destaca su morabito, el hammam completamente restaurado y el Museo, envueltos en el laberinto de callejones cubiertos y junto a la frescura del oasis de palmeras.

Es muy fácil llegar a Tamnougalt desde Agdz, a sólo 5 Km., y visible desde la carretera que lleva a Zagora. Lo mejor es abordar el transporte público; el autobús nos dejará en la carretera principal y desde aquí debemos continuar a pie hasta el Ksar, construido en la cima de una colina. En la primera semana de octubre, podrán disfrutar del Ellama Moussem, una fiesta cultural y religiosa en la que participan todos los pueblos de los alrededores.

Foto: Akervan

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Patrimonio de la Humanidad en Marruecos


Deja tu comentario