Las tumbas meriníes de Fez

Fez

Un misterio particular rodea a las tumbas que dominan desde lo alto de una colina a la ciudad de Fez: no se sabe bien quiénes fueron enterrados en estas tumbas ni para quiénes fueron construidas, y ese misterio forma parte de su atractivo. Lo que sí se sabe es que su antigüedad se remonta al siglo XIV, cuando reinaba la dinastía Meriní.

La dinastía Meriní tomó el poder en Marruecos en el siglo XIII, al derrotar a los Almohades en la ciudad de Marrakech. Convirtió a Rabat en capital del reino y durante los dos siglos de su reinado dio gran impulso al desarrollo de la arquitectura y las artes. Los meriníes gobernaron hasta el siglo XV, y entre los monumentos que dejaron como legado histórico se encuentran las famosas tumbas.

Las tumbas meriníes están situadas en las afueras de Fez, en una pintoresca colina desde donde se divisan los principales lugares de interés histórico y de culto religioso en medio de la incesante actividad y movimiento de la ciudad. La vista panorámica que ofrece desde ese punto es espectacular. Las colinas que rodean las tumbas meriníes permiten a los visitantes apreciar la belleza de esta región de Marruecos. También están situadas cerca de Bab Guissa, que es visible desde las tumbas.

En realidad, la acción desgastante del tiempo ha convertido en ruinas estos monumentos históricos, pero así y todo, siguen siendo una atracción para los visitantes ya que las pocas paredes que aún se mantienen en pie permiten admirar la belleza de sus tallados, lo que agregado a la majestuosidad del conjunto enciende la imaginación.

Para llegar a las tumbas meriníes se puede tomar un taxi pero la mayoría de los turistas prefieren hacer el camino a pie para no perderse las maravillas naturales que se pueden apreciar en el trayecto. El lugar está naturalmente algo aislado del centro de la ciudad, por lo que se recomienda visitarlo durante el día.

Es conveniente contratar un guía, no sólo para encontrar con seguridad el camino de ida y vuelta a las ruinas, sino también porque el guía suele ofrecer al visitante una serie de informaciones y narraciones fascinantes acerca de la región, que añade un interés extra a la visita.

Visitar las tumbas Meriníes es una experiencia histórica inestimable, así como la forma ideal de disfrutar de espectaculares vistas de la zona.

Foto: WikiMedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Fez


Deja tu comentario