Parques nacionales y vida silvestre en Marruecos

Alto Atlas

Nunca será demasiado ponderada la maravilla y diversidad de la fauna que albergan los parques nacionales y reservas de Marruecos. Una visita a cualquiera de ellos, te sorprenderá con la enorme variedad de aves y mamíferos que los habitan, y será sumamente gratificante de conocer, admirar y fotografiar.

Si hablamos de aves, hay 210 especies, entre ellas el pájaro carpintero, flamencos, espátulas, cigüeñas, patos, zancudas y fochas, y también más de diez especies amenazadas que tienen su refugio en los parques nacionales y reservas marroquíes.

Por otra parte, se contabilizan en las áreas silvestres 105 especies de mamíferos, incluyendo el chacal dorado, zorro rojo, el leopardo y otras 18 especies amenazadas.

Para la vida silvestre son muy importantes los grandes humedales, como el que se encuentra próximo a la laguna de Moulay Bousselham, al que recientemente se le asignó carácter de sitio protegido. La zona se conoce como Reserva Biológica de Merdja Zerga, que significa “laguna azul”, una laguna de marea que es el hogar de un gran número de aves zancudas, incluyendo una gran colonia de flamencos, y sitio de hospedaje de aves migratorias.

Los espacios abiertos se utilizan para el pastoreo de ovejas, vacas y cabras, y en los alrededores crece la palma enana y el agave suculento gigante. La gran variedad de la avifauna y la enorme extensión del sitio garantizan que la observación de aves se pueda efectuar todo el año, y hasta se puede tener la suerte de llegar a ver el raro búho africano de los pantanos.

Otro lugar de intensa vida silvestre es el bosque de cedros que se encuentra al sur de Azrou, rodeado por la cordillera del Atlas Medio. Es especialmente el refugio de los monos de Berbería, una de las especies más destacadas de Marruecos. Por lo general, buscan su alimento a lo largo de las márgenes del bosque, pero son animales tímidos y si sienten una presencia intrusa se irán directamente a las ramas más altas de los cedros.

La región del Alto Atlas es la más accesible para la observación de la fauna y flora magníficas que allí existen. Las montañas no son difíciles de escalar, y podrás ver las hermosas variedades de mariposas que alcanzan estas alturas. Hay muchísimos otros habitantes de la montaña, desde la casi invisible mantis religiosa a la ardilla corredora y la rara musaraña elefante.

Toda visita a un parque natural nos pone en contacto con los seres vivos con quienes compartimos el planeta Tierra, y nos deja una hermosa lección de solidaridad y respeto a la vida.

Foto: WikiCommons

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario