Immouzer, el Valle del Paraíso

Immouzer

Immouzer, con sus arganes y su miel, llamado el Valle del Paraíso, a 61 km al norte de Agadir, aparece en medio de las montañas como un lugar de terrazas y planicies onduladas donde prospera un palmeral rodeado de almendros, enebros, olivos, y los típicos arganes que sólo crecen en esta parte de Marruecos.

En medio de este valle protegido se levanta la pequeña ciudad de Immouzer con sus casas blancas en colorido contraste con el verdor de la vegetación. El aceite de argán, conocido y apreciado por sus propiedades no sólo nutritivas sino también cosméticas y medicinales, es una de las principales producciones de la zona; otra de ellas es la miel de excelente calidad, que se obtiene en diferentes variedades muy refinadas, con tomillo, azahar y cactus.

Además, mezclada con almendras y aceite de argán da el amlou, un plato tradicional de la región del Souss. La cosecha de miel da lugar cada año a la celebración de un festival.

Immouzer es típicamente una ciudad berebere, y su nombre se asocia al de la tribu de los Ida Outanane, que lograron mantener su vida independiente hasta 1927; aún hoy perdura la fuerte identidad cultural y las tradiciones bereberes en los distintos pueblos del Valle.

Son variadas e interesantes las excursiones que se pueden realizar desde Immouzer, a pie o a lomo de mula; por lo general, pasan por un lugar donde se suele hacer una parada refrescante, que son las piscinas naturales de la garganta del Assif Tamraght y las cascadas del uadi Tinkert, que sólo tiene caudal en invierno; estas cascadas caen en varios niveles sobre paredes calizas, lo que hace que por su blancura las llamen “velo de novia”.

No sólo paisajes naturales ofrecen estas excursiones, sino también la posibilidad de conocer auténticos pueblos bereberes y visitar sus talleres artesanales de alfarería, tejido de alfombras o esculturas. Los amantes de los deportes de aventura pueden darse el gusto de practicar actividades como bicicleta de montaña, equitación y surf; pero también Immouzer tiene algo para los aficionados a la espeleología: las cuevas de Wintimdouine, las más grandes de Marruecos, nada menos que ¡18 km. de largo!

Partiendo de Agadir, para llegar a Immouzer hay que transitar la carretera del cabo Ghir sobre la costa atlántica; pronto la franja de arena dará paso a una zona de vegetación exuberante. Pasaremos por Tamraght, donde abundan los platanales, por Taghazout (conocido como centro del surf) y por el cabo Ghir. Luego, yendo por la carretera del Oulma atravesaremos la garganta del Assif Tamraght y descubriremos, maravillados, el Valle del Paraíso.

Foto: Relush y Tashke

Imprimir

Categorias: Pequeñas ciudades de Marruecos


Deja tu comentario