Oasis y lejanía en Ait Bekka

Oasis en Ait Bekka

Ait Bekka, que también la podrás escuchar con los nombres de Ait Boukka y de Ait Bekkou, es una población que es un gran oasis que está cerca a Goulimime, en el centro occidente de Marruecos y que es moderadamente visitada por los turistas locales y extranjeros, precisamente por esas características de oasis en medio del desierto. Pero a pesar de esto, te sentirás como si estuvieras en la mitad de la nada.

Cuando llegas a esta población, que está rodeada del verde de los árboles del oasis, sientes como si estuvieras en un lugar más remoto de lo que realmente es.

Simplemente tienes que pasear mirando los paisajes del oasis rodeado de montañas de colores verdes oscuros y sintiendo cómo pasa el viento cálido que viene del desierto. Pero no creas que por esto no vale la pena visitar esta pequeña villa, porque si lo vale para ver casas de estilos antiguos y las orillas de los ríos con su espesa vegetación.

Recorriendo las calles de esta población puedes ver una arquitectura que es tan simple que es realmente encantadora, sin muchos detalles y muchas decoraciones, además de tener muy pocos colores. De hecho la mayoría de construcciones son aquellas que no tienen ventanas y los locales son tan amables que hasta te pueden invitar a una de ellas, para que puedas detallar la belleza que tienen dentro.

Construcciones en Ait Bekka

Es como si las casas fueran pedazos del suelo que se fueran elevando, porque están hechas de los mismos materiales que este y puedes ver la maravilla de lo que es una línea delgada del cambio de la naturaleza para hacer lugares que las personas pueden considerar como sus hogares. Y en la parte de adentro, que no es muy grande y donde viven varias personas, puedes ver decoraciones con muchos colores, algo que no está afuera.

En este lugar hay un hotel que es de buena calidad y que encuentras a la derecha justo antes de la entrada al oasis y allí las facilidades son excelentes y su precio es cómodo. En ese hotel también encuentras un restaurante donde puedes probar productos locales y hasta algunos internacionales y si te quieres mover hasta Goulimime puedes tomar un taxi, pero debes estar preparado para esperar un poco y recordar que después del atardecer es imposible.

Foto 1 Vía: Zora Tony
Foto 2 Vía: zshtogren

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Marruecos


Deja tu comentario