Fútbol y educación, pasiones marroquíes

Sala al Jadida

A 10 minutos del centro de Rabat, y cerca del Bosque de la Mamora, se encuentra la Academia de Fútbol Mohammed VI. Concebida como una institución educativa, es la materialización de un proyecto que arrancó en el año 2007.

Su propósito es, no sólo desarrollar el deporte y producir jugadores de fútbol altamente calificados, sino brindar una educación capaz de formar las mentes de las jóvenes generaciones. El proyecto contempla una capacidad máxima de sesenta alumnos de edades entre 12 y 18 años.

La Academia funciona en la ciudad de Sala Al Jadida, una ciudad que ofrece, junto a la fisonomía peculiar de las antiguas poblaciones islámicas, con sus zocos sombríos, plazas inundadas de sol y calles sosegadas, un centro comercial moderno y activo de primer orden.   La Academia fue inaugurada recientemente por el rey, y el director del Proyecto es el responsable de supervisarlo y de recorrer el país en busca de estudiantes que cumplan las condiciones requeridas para ingresar a la Academia.

El terreno que ocupa la Academia tiene una superficie de dieciocho hectáreas, se invirtió en su construcción una suma considerable de dinero y dispone de todas las comodidades necesarias para que los alumnos puedan desarrollar su capacidad para jugar al fútbol y propender a su educación. Consta de una escuela totalmente equipada para ofrecer tres niveles de enseñanza, de acuerdo a la edad de los alumnos.

A los de trece y catorce años les corresponde el primer nivel de educación, y pasan al segundo y tercero según su edad y sus progresos. El primer nivel está pensado como preparatorio, y su misión es dar a los estudiantes la oportunidad de adaptarse y prepararse para las demandas mentales y físicas de la academia.

Asimismo, dispone de instalaciones para deportes y ejercicios, y de cuatro grandes estadios construidos de acuerdo a las pautas de la FIFA, con servicio médico para asegurar la salud y bienestar de los alumnos. El área residencial tiene habitaciones dobles y simples para ajustarse a las necesidades de los estudiantes, e incluye una cafetería, un cómodo restaurante y un ámbito de entretenimientos que brinda acceso a internet, televisión y otras actividades de tiempo libre.

Muchas empresas han dado apoyo al proyecto, considerando que la academia se ha constituido como organización sin fines de lucro. El rey Mohammed VI de Marruecos personalmente ha aportado ayuda financiera al proyecto, y se espera que otras ciudades sigan el ejemplo de la academia y procuren ofrecer medios para que el deporte y la educación marchen juntos.

Foto: Wikimedia – dbpedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cultura en Marruecos


Deja tu comentario