Dos caminos para llegar al Jbel Ayachi

jbel-ayachi

Los paisajes de Marruecos son hermosos, pero sus montes son la joya del país. En el Atlas Oriental, el Jbel Ayachi es la cima más alta, supera los 3700 metros de altura y se puede escalar caminando, durante los meses de enero y febrero. Se puede llegar desde varios lugares pero los paisajes más lindos están en el recorrido desde el Circo de Jaffar o Tatouine.

Desde esta última, se parte hacia el norte, en el camino encontraremos un río que se atraviesa por un puente de piedra, desde allí caminando hacia el este nos toparemos con una pared de roca que tiene una abertura de 2 metros de diámetro; debemos atravesarla.

Al hacerlo, se desplegará ante nuestros ojos un hermoso valle que se recorre por 10 kilómetros hasta llegar a un cerro, desde aquí, el camino se une al que nos trae desde Jaffar. Este un buen sitio para acampar, el lugar se encuentra a 1100 metros de altura.

Si se llega desde el Circo de Jaffar, que es una pequeña aldea a 2000 metros de altura, cuando pase por la última casa del pueblo, el camino se dividirá en 2, conviene elegir el camino de la derecha por 3 kilómetros, en este camino también hay que atravesar una pared. Lo que tiene este camino de negativo en comparación con el de Tatouine es que no se gana mucha altura y la pendiente es muy pronunciada, a demás es más frío.

Una vez que se llega al lugar donde se encuentran los dos caminos, lo mejor es ir hacia el oeste subiendo por alguna de las laderas del Jbel Ayachi, que tienen una pendiente de 30 grados, hasta llegar a la cumbre que se alcanza a los 3300 metros; los paisajes son hermosos. Durante el camino a la cima tendrá que sortear algunos picos y paredes, lo que hace que el subir sea más entretenido que sólo caminar hacia arriba.

El poblado con más comodidades que se encuentra más cerca es Midelt, hay varios hoteles ya que se considera el paso entre el Medio y el Alto Atlas. La oferta de hoteles es bastante interesante, hay con piscina y con apartamentos. Pero si prefiere estar más cerca de Jaffar, hay un hotel al pie de la cordillera pensado especialmente para cazadores y montañeses. También en Jaffar se pude acampar, no se olvide que la hospitalidad Marroquí todavía existe en los poblados pequeños como esta aldea de no más de diez casas.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario