El Macizo Beni-Snassen y La Villa Naranja

Berkane

En la provincia de Uchda, al noreste de Marruecos y a 95 Kilómetros de Melilla se encuentra esta hermosa prolongación del Riff, los montes Beni-Snassen. La mejor época del año para ir es la primavera o el otoño porque el clima es más benévolo que en las otras estaciones. El paisaje que las rodea son llanuras bañadas de sol, tan solo a 20 kilómetros del mar.

Es el lugar ideal para el turismo aventura, para llegar los caminos son estrechos e imposibles después de la lluvia o durante los días de niebla. Solo hay una carretera y que está compuesto por numerosos picos, laderas abruptas, escalones sembrados y varias cuevas, algunas todavía no exploradas. Si llega en primavera lo recibirá el incomparable aroma de los almendros en flor, si se anima a adentrarse en las zonas más alejadas podrá encontrarse con algunas tribus que desde siempre habitan este macizo pero no se muestran muy confiadas con los visitantes y solo hablan bereber.

Lo mejor para llegar descansado es hospedarse en Berkane que es el pueblo más cercano. Allí también podrá encontrar restaurantes y hoteles, algunos con piscina y hasta un guía para hacer senderismo si prefiere no hacerlo solo, lo único que debe tener en cuenta si prefiere caminar solo es no perderse, si le gusta la pesca, se pueden pescar lucios o percas en las presas Mohammed V y Mechra Hammadi o si le gusta cazar en todo el macizo está permitida la caza de codornices, liebres y jabalíes.

Berkane es conocido como “la Villa Naranja” no sólo por el color de su tierra sino porque la mayoría de sus árboles son naranjos. No es muy concurrida por turistas, por lo que se debe tener cuidado de respetar la privacidad de los pobladores que no están acostumbrados a ser fotografiados o mirados. Hay muchos mercados, tenga en cuenta que en estos lugares no está muy bien visto fotografiar.

En su origen Berkane fue construida por franceses pero en la actualidad queda poco de esa cultura y la arquitectura típica marroquí completa toda la ciudad. Si llega durante la primavera podrá disfrutar de los naranjos en flor y en verano podrá verlos repletos de frutas pero aunque se sienta más que tentado por cortar una para comerla, no lo haga, respete las tradiciones del lugar y compre en cualquiera de los mercados, no se va a arrepentir es difícil que pueda conseguir naranjas más dulces.

Foto: LookLex

Imprimir

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario