Reserva de la Biosfera Aganeraie

Arbol de Argan en Marruecos

En Marruecos la frontera entre el desierto y el resto del país está marcada por un bosque de árboles de argania spinosa o simplemente arganes, que ha sido llamada como la Reserva de la Biosfera Aganeraie. Este lugar es muy hermoso porque es una mezcla entre la naturaleza viva y el desierto, aunque está en peligro porque, aunque hay muchos de estos árboles, el precio en el mercado de estos es alto.

Los árboles arganes tienen ciertos aceites que son utilizados en la cosmética, mientras que su madera es utilizada para varias cosas como la producción de medicamentos. El área donde están estos bosques es normalmente utilizada por los granjeros de la región para alimentar a varios animales, por lo que es común ver allí animales como cabras en las copas de los árboles.

Esta biosfera natural cubre un área de 2.560.000 hectáreas, algunas de las cuales están habitadas por lo que allí se incluyen las áreas urbanas, las tierras dedicadas a la agricultura y los bosques. Este lugar fue establecido como una reserva natural para proteger las especies que quedan y para que los expertos ayuden a reforestarla.
Reserva de Argan en Marruecos

En la actualidad, en este lugar encuentras dos tipos principales de ecosistemas, que los guías expertos te muestran en los recorridos. Estos son los bosques sclerophyllous y los desiertos, que son en esencia regiones desérticas más calientes y semidesérticas. Es sabido que el Desierto del Sahara poco a poco va extendiendo su territorio, por lo que es vital que se conserven esta clase de bosques para proteger las poblaciones del desierto.

También en las poblaciones que puedes ver en esta reserva de la biosfera encuentras comunidades que se dedican al ganado y a la pesca, que también se encargan del crecimiento y proliferación de varios parques naturales, que a su vez también hacen parte de la reserva, por lo que ayudan a la protección y cultivo del árbol argan.

Foto Vía: MPF

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Marruecos


Deja tu comentario