El Jadida, la cisterna misteriosa

Jadida

A 95 kilómetros al suroeste de Casablanca, encontramos la antigua Mazagán o El Jadida, que significa La Nueva, aunque la ciudad sea casi como un viaje en el tiempo. Fue territorio portugués desde 1514 hasta 1769.

La ciudad está fortificada con una muralla de más de 1000 metros de largo, diseñada para recorrerla por la parte superior. Con cinco bastiones, de los cuales cuatro están recuperados, se comienza la recorrida por el Bastión del Ángel, desde donde se puede apreciar la ciudad, el puerto y el mar con maravillosas vistas; se continúa por el Bastión del Espíritu Santo, el Bastión de San Sebastián donde podemos visitar una capilla del tiempo de la inquisición,  y el Bastión de San Antonio.

La construcción tiene un estilo arquitectónico italiano, sorprendentemente moderno para la época. Desde el Bastión del Espíritu Santo, se llega a la plaza del mercado dominada por una dársena.   Esta Plaza fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La parte antigua de la ciudad de El Jadida alberga la Puerta del Mar; a la izquierda pueden verse las cuatro torres angulares de la fortaleza, y el curioso minarete de la mezquita que pertenece a la torre de vigilancia de Rebate.  Por esta puerta se llega a una cisterna en una sala subterránea de 1100 metros cuadrados, sostenida por cinco filas de 25 columnas y 36 bóvedas, sencillamente maravillosas.

La sala, de estilo gótico, data del año 1514 y pudo haber sido utilizada como arsenal o almacén antes de ser una cisterna. Es impresionante por lo robusto del edificio y la tenue luz que penetra por las claraboyas.  El reflejo de las bóvedas en la película de agua que siempre hay en el piso es impactante. Esta misteriosa cisterna, cuya existencia se desconocía, fue encontrada por casualidad en 1916, cuando el dueño del terreno quiso agrandar una construcción.

Además la ciudad ofrece hermosas y tranquilas playas en las costas sur y norte como Sidi-Bouzid o Haouzia y en Azemmour, a 17 kilómetros, en la desembocadura del río Oum Errabia, podrá apreciar y saborear los sábalos y otros frutos marinos, que son el orgullo del puerto.

De tradiciones que se remontan a la edad media, la Cetrería, o adiestramiento de halcones para la caza, es la especialidad de la región. Se puede asistir a los ejercicios de adiestramiento y demostraciones en el mussem de Mulay-Abdallah, pueblo pesquero a 12 kilómetros al sur, que en agosto se llena de gente, caballos y halcones para celebrar un espectáculo que parece de fantasía.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: El Jadida


Deja tu comentario