Los maravillosos colores del Erg Chebbi

Erg Chebbi

Se sitúa a los pies de Merzouga, a 35 kilómetros de Rissani y 40 de Erfoud, en el Valle de Liz. Si llega por la ruta de Erfoud, se sorprenderá con vistas extraordinarias de los colores de la arena, que cambian según la hora del día entre el rosa, naranja, marrón y dorado. Durante el amanecer los colores son tan hermosos que el cielo y el desierto se confunden en el horizonte.

Los Erg son campos de dunas en medio del desierto y Chebbi es el más grande de Marruecos, con 30 kilómetros de largo y 8 de ancho. Está en una depresión entre la Hamada y el macizo de Taouz, donde los vientos del Sahara dejan sus últimos granos de arena antes de chocar con el Antiatlas y el Atlas.

Cuando llegamos al punto de partida, nos esperan camionetas o dromedarios para cruzar, de este a oeste, los 80 kilómetros del Erg; podemos planificar por nuestra cuenta aunque también en los hoteles hay excursiones programadas. Sin embargo, no conviene hacer solo este recorrido porque las pistas trazadas en la arena se borran con el viento; otra opción es buscar algún lugareño que con gusto se ofrecerá a acompañarnos.

Conviene salir desde Merzouga, hacia Taouz, que nos llevará por un mar de arena salpicado por piedritas color negro; el recorrido pasa junto a las ruinas de una torreta y así se llega a Mfis, un antiguo pueblo minero, que ahora es una base militar. Continua el camino serpenteante hasta llegar al lado norte del Erg, aquí el suelo es más arenoso y si va en camioneta se pone difícil. Se pasa cerca del oasis de Tissermine hasta encontrar la pista de Erfoud. Lo que se ve en la línea del horizonte durante el camino es Argelia.

Al suroeste, junto a la carretera de Rissani, hay una zona de pantanos conocida como Dayet Srji o lago Tamezguida. Las aves migratorias, sobre todo flamencos rosas, llegan todo el año. Al extremo norte, hay otro pequeño lago extremadamente azul que contrasta con el dorado las dunas.

A los aventureros les informamos que pueden buscar restos fósiles en los yacimientos calcáreos a unos 10 kilómetros de Erfoud en dirección al Erg. Se pueden encontrar: fósiles de Orthoceras, Goniatites y trilobites Phacops.

Existe la creencia de que un baño de arena de estos lugares tiene propiedades curativas para algunas afecciones óseas… por eso, cientos de personas de todo el mundo llegan para darse un revitalizante baño de arena fresca.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Naturaleza en Marruecos


Deja tu comentario