Rabat resurge, se moderniza y cambia

Rabat

Rabat, ciudad capital del Reino de Marruecos, comenzó como un campamento fortificado en la ribera del río Bu Regreg, construido por el sultán almohade Abd Al-Mumin en 1146, aprovechando una alta pared rocosa que domina la desembocadura del río.

En 1195 su nieto Yaqub al-Mansur proyectó la construcción de una gran ciudad que se extendería sobre más de cuatrocientas hectáreas, rodeada de imponentes murallas y fortificaciones con cinco grandes puertas. En ella debía erigirse una gran mezquita con cuatrocientas columnas para superar a La Giralda de Sevilla y a La Koutoubia de Marrakech, pero las obras fueron detenidas tras su muerte en 1199; de ellas sólo ha sobrevivido la Torre Hasan, de 44 metros.

La ciudad quedó prácticamente abandonada; en 1260 fue conquistada por el rey español Alfonso X y si bien su importancia decreció considerablemente, en el siglo XVII con la llegada de numerosos refugiados moriscos expulsados de España comenzó a revitalizarse y también con el comienzo de la dinastía de los alauíes en 1666.

Ya en tiempos más modernos, en 1912 el mariscal Lyautey eligió Rabat como capital del Protectorado francés de Marruecos y en 1956, cuando el reino conquista su independencia, la ciudad se convirtió en la capital del país.

Rabat se reparte en barrios que forman un abanico con un eje que encuentra las costas del Bu Regreg y del Océano Atlántico y se abre hacia el oeste lo largo de la costa. Un segundo grupo borde el Bu Regreg y en diagonal a éste, se pueden ver barrios como Les Orangers o Aviation. Dos grandes proyectos están cambiando la cara de la ciudad con el objetivo de fomentar el turismo y la cultura.

Rabat es una ciudad aireada, con abundante vegetación y nieblas procedentes del Océano. De inviernos moderados donde enero es el mes más frío, las brisas del Atlántico suavizan la temperatura en el verano, que tiene a julio como el más caluroso. En invierno y primavera las lluvias y el viento son abundantes y frecuentes, por eso, si estás pensando en viajar a Rabat, te recomendamos que lo hagas en septiembre o mayo, cuando la temperatura diurna es de unos agradables 22 °C.

Lugares para visitar en Rabat: La Torre Hassan, el Mausoleo de Mohamed V, la Necrópolis de Chella: edificada en 1339, que fue un antiguo poblado fenicio, cartaginés y romano; Dâr-al-Mahkzen,  el palacio real y la sede del gobierno donde trabajan y residen más de dos mil personas.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rabat


Deja tu comentario