5 visitas imprescindibles en Marrakech

Marrakech

Marrakech no es excesivamente grande, lo cierto es que con un par de días podremos ver casi todos los monumentos importantes de la ciudad, siempre que nos guste madrugar para evitar colar innecesarias. Aun así, si contamos con poco tiempo, siempre se puede hacer una selección de aquellos lugares que resultan más turísticos.

Aunque hacer una selección siempre es difícil, pues es algo que varía mucho dependiendo de los gustos del viajero. Presentamos una serie de monumentos que deberían figurar en cualquier guía turística de la ciudad.

  • Zoco de Marrakech

Si vamos a Marrakech y no compramos o paseamos por el zoco, nos perderemos la mayor de las atracciones de la ciudad; y es que este lugar cuenta con muchísimos encanto.

El laberinto de callejuelas que nos encontraremos estará repleto de tiendas y vendedores. Un ambiente de lo más divertido en el que el regateo se convertirá en nuestro mejor aliado.

Es imposible marcarse una ruta, pues lo cierto es que ningún mapa puede descifrar los secretos de las calles del zoco. Aun así, perderse aquí no es para nada peligroso, así pues, os animamos a adentraros en este mundo lleno de tiendas de recuerdos artesanales, muy típicos del país.

  • Plaza de Yamaa el Fna

Pasaremos necesariamente por ella para adentrarnos en el zoco, pues es la ruta más recomendable, así que no desaprovechemos para observar esta monumental plaza central, el lugar más importante de toda la medina.

Puestos de naranjas, vendedores ambulantes a media noche y encantadores de serpientes. Un sinfín de personajes que irán dando pinceladas a este gran tapiz lleno de vida.

Cabe destacar que la plaza cambia completamente del día a la noche, por tanto es recomendable irse de la ciudad con las dos vivencias.

  • Mezquita Koutoubia

Es un imprescindible que nos ocupará poco tiempo, pues lo cierto es que la entrada, como en el resto de mezquitas de la ciudad, está prohibida a los no musulmanes. Aun así, este lugar cuenta con tanta belleza arquitectónica que es necesario verla.

Fue construida en 1158, y en el momento en el que finalizaron las obras se erigía como una de las mayores mezquita del mundo.

Esta mezquita cuenta con un minarete de 69 metros de altura, algo que la convierte en el techo de Marrakech. Es más, desde cualquier punto podremos observarla, siempre y cuando no nos encontremos en uno de los callejones estrechos de la medina. Un buen punto de referencia para guiarnos en la ciudad.

  • Palacio Bahia

Es, sin duda alguna, una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad. Construida a finales del siglo XIX encontraremos un sinfín de estancias de una gran belleza, llenas de marquetería, azulejos y grandes fuentes.

El palacio tiene un total de 8 hectáreas, en las que hay unas 150 habitaciones que dan a patios y jardines. Asimismo, la parte más recomendable es la que pertenecía a las 4 esposas y 24 concubinas de Abu Bou Ahmed, un esclavo negro que ocuparía el cargo de visir en el siglo XIX.

  • Palmeral de Marrakech

Por último, entre los jardines que podemos ver en Marrakech recomendamos el palmeral. Quizá no sea el más bonito, pero lo cierto es que impresiona. Unas 100.000 palmeras, plantadas en la dinastía almorávide, ocupan un total de 13.000 hectáreas, que podremos recorrer o bien en calesa o bien realizando un paseo a camello.

Más información en:

Foto vía: Csörföly D

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Marrakech


Deja tu comentario