Geografía física de Marruecos

Montañas de Marruecos

Situado en el Noroeste de África, Marruecos se extiende limitando con el mar Mediterráneo al norte, con Argelia al este y suroeste, con la República Saharaui al sur y con el Océano Atlántico al oeste.

Su extensión total sería aproximadamente de 446.550; y es que a pesar de que el territorio del antiguo Sahara Español se encuentra en la actualidad ocupado por Marruecos, esta soberanía no se reconoce por parte de las Naciones Unidas, ni tampoco por ningún país del mundo.

Marruecos destaca por un relieve montañoso con una altitud media de unos 800 metros. Son dos los sistemas montañosos que determinan la geografía del país, por un lado el Rif, emplazado en la costa norte bordeando el Mediterráneo desde el río Muluya terminando en el estrecho de Gibraltar. Este sistema montañoso encuentra su punto más alto en el monte Tidighine, con 2452 m.

Por otro lado, también encontramos la impresionante cordillera del Atlas, formada esta por tres macizos montañosos. Al sur encontramos el Gran Atlas, con el punto más alto de todo el país en el monte Tubkal (4180 m); encontramos también el Atlas central; y por último, el Anti-Atlas que llegaría hasta la costa atlántica. Es precisamente en el Anti-Atlas (zona sur) el lugar en el que empieza el desierto del Sahara.

Cabe destacar también que entre el Rif y el Atlas Medio se extendería el valle del Sebú; desde Larache hasta llegar a Agadir encontraríamos la llanura atlántica; y finalmente, entre esta última y el Atlas Medio se situaría una meseta emplazada a 500 metros sobre el nivel del mar.

Marruecos es una de las zonas del Norte de África más rica en aguas superficiales así como subterráneas. Su importante red hidrográfica encuentra su origen en las altas montañas del Rift y del Medio y Alto Atlas.

Durante el invierno se va acumulando nieve que posteriormente se irá derritiendo para aumentar el cauce de estos ríos. Además, existen zonas en las que hay un riesgo evidente de inundaciones, debido principalmente a la falta de infraestructuras, carencia que muchas veces ocasiona que muchos poblados queden completamente incomunicados entre sí.

A pesar de esto, la mayoría del año de estos ríos superficiales carece de agua debido a las altas temperaturas. Sobre todo en verano, cuando superar los 50ºC en determinadas zonas del país no es nada raro.

Entre los ríos más importantes del país podemos encontrar el Sebú, Muluya, Oum Er-Rbia, Tensift, Sus y Draa.
Por otro lado, la vegetación de Marruecos pertenece al tipo mediterráneo contando con encinas, alcornoques, cedros y pinos.

En cuanto a los tipos de bosques encontramos variedad. Por un lado tenemos los bosques mediterráneos (que son los dominantes) por el norte, el centro-este y el suroeste. Pero por otro lado, también encontramos bosques montanos norteafricanos, llenos de coníferas, en las zonas montañosas del sureste.

Foto vía: viajarcomeryamar.com

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información General


Deja tu comentario