Marruecos, aventuras en bicicleta

Ciclismo en Marruecos

De un tiempo a esta parte Marruecos se ha convertido en un destino de ciclismo que crece en popularidad. Lo cierto es que si te gusta eso de subir la bici a un avión y pedalear en otras latitudes aquí tienes un muy buen lugar. La industria del turismo está bien desarrollada para quienes practican este deporte ya que hay una buena y extensa red de hoteles baratos, zonas para acampar, sitios tradicionales y hoteles de lujo, lo que se dice una oferta muy amplia.

Debes tener en cuenta que los árabes son un pueblo de larga tradición hospitalaria, tal vez alguna familia te aloje un día, y que en las zonas rurales se puede acampar en zonas abiertas, entre las montañas, bajo una palmera o en el desierto. Puedes viajar kilómetros y kilómetros pero para una buena visión de Marruecos con 15 días te alcanza, dicen los expertos. Las ciudades más visitadas son Fes, Marrakech, Merzouga, Zagora, la ciudad costera de Essaouira y algunos pueblos de montaña donde florecen los almendros. ¿Casablanca no? No, es que es una ciudad industrial y no vale la pena, no tiene tantas atracciones.

Puedes ir de Zagora a Tafraoute, de Merzouga a Zagora o de Fes a Merzouga. Por ejemplo, veamos el último recorrido: son 500 kilómetros y los puedes hacer en siete días. La ruta pasa por Fes, Imouzer, Ifrane, Midelt, Er Rachidia y Erfoud y en todas estas ciudades hay hoteles aunque puedes elegir dormir bajo las estrellas entre Ifrane y Midelt, a los pies de las montañas. Este recorrido se hace entre septiembre y mayo porque sino hace mucho calor o nieva. Las vistas son estupendas, entre dunas y montañas.

Y por último, algunos consejos para hacer ciclismo en Marruecos: la primavera es sin dudas la mejor estación del año, cuidado con las tormentas de arena en abril, el otoño también es agradable pero te conviene esperar hasta finales de octubre, comienzos de noviembre y evita el verano, junio, julio y agosto.

Foto: vía Green Traveller

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario