Paseo por el Cañón de Dades

Cañon de Dades

Uno de los paisajes mas hermosos de Marruecos tiene que ver con cañones, con profundas gargantas talladas en la tierra. Hemos hablado ya de las Gargantas de Todra, una tierra de manantiales y altos muros, algunos de más de 300 metros de altura, que recorren 100 metros de largo en forma interrumpida.

La mejor forma de acercarse a conocer esta maravilla es alquilando un jeep 4×4 un día de buen clima pues así es posible acercarse con seguridad hasta la pintoresca y pequeña aldea de Tamtattouchte.

Este cañón es un sitio ideal para caminar o escapar del calor y es imposible que no encuentres un tour que te traiga hasta aquí porque es una de las atracciones más clásicas. Pero en tu lugar yo aprovecharía para sumar un destino más en este tour: el Cañón de Dades, el hermano más viejo de las Gargantas de Todra.

Este cañón está ubicado al sudoeste de Tinerhir, a poco más de 100 kilómetros de Ouarzazate. Por suerte la entrada al cañón es una ruta pavimentada pero avanzas un poco y si no tienes un vehículo con tracción en las cuatro ruedas el recorrido se complica. Entonces, lo mejor es estacionar y empezar a caminar.

A mediados de primavera el paisaje está teñido de verde y con muchos nogales, en la medida en que el río Dades fluye por aquí y trae con el él la vida. El espectáculo entonces es grandioso y diferente al que proporcionan las Gargantas de Todra con todas sus palmeras. Para recorrer el cañón puedes contratar un guía por uno o varios días, ya quieras caminar o navegar los rápidos del Dades, por ejemplo. Eso sí, no te vayas del Cañón de Dades sin llegar al pueblo de Ait Oudinar, situado justo después de un puente.

Para llegar a salvo hay que hacerlo en coches 4×4 pero siempre hay que caminar algo. Aquí hay hoteles, pequeños, pero es posible quedarse a pasar la noche y empezar el resto de la excursión al día siguiente.

Foto vía: Billysnr

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ouarzazate


Deja tu comentario