El Faro El Hank, custodio de Casablanca

Faro de El Hank

Al oeste de Marruecos está Casablanca, sobre la costa del Atlántico, la ciudad más grande del país y su puerto principal.

Viven aquí alrededor de 3 millones de personas y no solo tiene el puerto mas grande de Marruecos sino el mas grande e importante del norte de África. La ubicación geográfica del país, del otro lado del estrecho de Gibraltar, ha poblado la costa de faros.

Esta herencia de guardianes de los barcos es mayoritariamente española y francesa, los franceses ocuparon casi todo el país y los españoles se quedaron con el control de la costa norte y algunas partes del sur.

Los franceses llegaron a controlar la zona desde Mehdia hasta Agadir y los españoles otro tanto pero aún así, con tanta presencia europea, el diseño de los faros conserva mucho del estilo marroquí. Si bien hay faros sobre la costa del Mediterráneo también los más interesantes son los que miran al Atlántico. Y hablando de Casablanca, el más importante aquí es el faro El Hank.

Este faro fue construido en 1919 para proteger a los barcos de la costa ya que antes de su existencia era común que muchos terminaran encallados en los bancos de arena. Está construido sobre una base de 6.60 metros y tiene a su vez 51 metros de alto por 39 metros de ancho.

Su luz, compuesta de tres flashes blancos, parpadea cada 15 segundos y alcanza una distancia de 49 metros dando la vuelta en lo alto de la torre. Alguna vez fue la estructura más alta de toda la ciudad y aunque no lo es, en su momento fue suplantada por el minarete de la mezquita de Hassan II, sigue siendo uno de los edificios más emblemáticos y turísticos de Casablanca.

Y además, sigue activo. Si te mueves desde el faro rumbo al norte te vas a topar con una serie de bonitas playas con cafeterías, hoteles y restaurantes.

Foto Vía: Wikimedia.org

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Casablanca


Deja tu comentario