Comer en el mercado de Jema el Fnaa

mercado de a El-Fna

Dentro de la medina de Marrakech, el casco antiguo que concentra buena parte de los atractivos turísticos de esta antigua ciudad, se encuentra la plaza de Jema el-Fnaa y su  correspondiente mercado. Nos cuenta la historia que después de una cruenta lucha de poder la ciudad quedó bastante maltrecha y debió ser reconstruida, renovada y ampliada. Todo esto sucedió en el siglo XII pero a partir de entonces y de la mano de muchos sucesos históricos la plaza brilló y se opacó varias veces.

Hoy en día sigue siendo la plaza principal de la ciudad y lo mas llamativo cuando te decides a conocerla son sus puestos de venta de zumo de naranja. Después, promediando el atardecer los burros comienzan a aparecer por aquí llevando carretas cargadas con todo lo necesario para armar puestos que además de vender zumo de naranja se convierten en pequeños restaurantes. En apenas una hora todos los puestos se han armado y están funcionando. Los cocineros te enseñan la limpieza de sus parrillas y utensilios y empiezan a invitarte con algunas de sus delicias culinarias. Todo parece fresco y aromático pero por supuesto, ¡cuidado!

Los puestos aquí son baratos. No te va a costar nada caro comer un trozo de carne a la parrilla con un plato de ensalada. Pide agua embotellada o lleva la tuya y trata de no usar los tenedores que te ofrecen. Siempre hay “aventureros culinarios” y yo invito siempre a que lo sean. Basta observar un poco y decidir qué puesto nos resulta más limpio. Si no probamos la comida de un pueblo que visitamos… ¿qué gracia tiene?

La plaza entonces se convierte en un enorme mercado de comida y muchos puestos venden la misma comida así paseas un rato y decides cuál de ellas te parece mas fresca o higiénica. Cordero, pollo, pan, tagine, té, zumo de naranja, sopa de caracoles y muchos platos más.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia marroqui


Deja tu comentario