Lugares para comer y alojarse en N’kob

N'kob

En el sur de Marruecos, muy cerca de la frontera de esta parte del país con Argelia y no muy lejos del Valle de Dades, encuentras la población de N’kob, que tiene unos paisajes encantadores que son los que llevan a tantos turistas hasta allí.

Una gran cantidad de los visitantes que llegan hasta allí lo hacen cuando van de regreso del desierto de Merzouga a Ouarzazate, y es que su naturaleza y arquitectura son muy atractivas.

Esta ciudad es reconocida en todo el país, porque ninguna otra ni en la región ni en Marruecos tiene tantas kasbahs o distritos antiguos, normalmente tienen sólo uno, que es el centro histórico de cada población. Esta ciudad está conformada por un poco más de cincuenta de estas pequeñas poblaciones de estilo islámico, lo que hace que sea realmente única.

Si quieres hacer de tu visita a N’kob una experiencia inolvidable, te puedes quedar en una de las kasbahs, que ha sido convertida en un hotel. Pero si quieres otras opciones, en esta población existen otro par de opciones de alojamiento, que aunque son sencillas, tienen un servicio excelente y tienen un personal que te hará sentir muy cómodo y bienvenido.

En cada uno de estos hoteles tienes la fortuna de encontrar un restaurante en donde puedes probar tanto platos locales, como nacionales y hasta sencillos internacionales, todos los que vale la pena probar. Y en ellos también puedes contratar tours guiados por los alrededores hechos a tu medida, o simplemente te puedes unir a los que van a salir, si hay suficientes participantes.

La mejor forma que tienes para llegar y salir de N’kob es en tu propio vehículo, aunque hasta allí llegan en horas de la tarde y salen por la mañana, algunos minibuses que van con destino a Ouarzazate principalmente. Existen varias ciudades que no están tan lejos, como son Agdz, Tazzarine y Zagora, que pueden ser parte de tu itinerario para cuando dejes esta población.

Foto Vía: ~ Marjolein ~

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pequeñas ciudades de Marruecos


Deja tu comentario