Siguiendo a la Legión Extranjera en Marruecos

Camino de Dades

La Legión Extranjera fue un cuerpo especializado creado por Francia en las primeras décadas del siglo XIX. Míticos, misteriosos, cantados y contados por todas las artes desde la literatura hasta el cine y la música, los legionarios despiertan la imaginación y la curiosidad. ¿Quiénes fueron, qué hicieron? Quizás mucho de su historia quede para siempre envuelto en la bruma del tiempo, pero la Legión sigue cautivando por su heterogeneidad y las razones secretas que impulsaron a sus integrantes a buscar nuevos horizontes.

En 1920, la Legión Extranjera centró su accionar en dos escenarios: Siria y el Líbano, bajo las directivas de la Liga de las Naciones (todavía no existían las Naciones Unidas) y Marruecos. En realidad los legionarios ya estaban aquí desde 1907, pero una vez que terminó la guerra, se hizo evidente la inteligencia y pasión de sus ingenieros por la construcción.

La Legión en Marruecos se dedicó a transformar su topografía, construyendo caminos, puentes, túneles y carreteras, muchos de los cuales han llegado hasta nuestros días, como el Zabbel Foum, un túnel que se construyó perforando el granito del macizo de Ziz.

Para saberlo todo acerca de esta historia, puedes visitar el Musée d’Aubagne, en Marsella, Francia o… buscar en Marruecos los misteriosos vestigios de los constructores de la Legión. Los reconocerás por el símbolo de la Legión, una granada con siete flamas, que la unidad de ingeniería se encargó de dejar grabado en cada uno de sus extraordinarios trabajos.

El ejemplo más significativo de la presencia de la Legión en Marruecos es la construcción de la carretera entre Midelt y Tafilalet, pasando por Meknes y Fès, en la ladera sur del Alto Atlas. En este territorio grandioso y salvaje, la Legión Extranjera perforó el túnel conocido como Foum Zabel, probablemente la más famosa de todas sus obras en Marruecos.

Las hazañas de la Legión Extranjera en Marruecos fueron inmortalizadas por varios monumentos en distintos lugares del país. Por ejemplo en Ait Daoud, a la que llegarás por la carretera que conduce a Fès desde el cruce con Timahdite, hay un monolito en buen estado de conservación que mantiene todavía sus placas en recuerdo de los héroes que lucharon por la grandeza del país.

Otro monumento se encuentra a 100 metros del antiguo cementerio francés, en una elevación del terreno; se puede dejar el vehículo en la explanada y caminar.  En Tassent hay otro antiguo monumento, con la mayoría de las inscripciones borradas, y también otro que se realizó en conmemoración de la construcción, en 1933, de una carretera sobre el acantilado que permitía acortar la distancia de llegada hasta la garganta de Tamp.  Hay muchísimas huellas más de la Legión Extranjera en Marruecos, que iremos descubriendo a lo largo de este viaje.

Foto: Legión Extranjera

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Marruecos


Deja tu comentario