Villa Mandarine, un hotel jardín en Rabat

Hotel Villa Mandarine

Rabat, capital administrativa del Reino de Marruecos, es uno de los más importantes centros turísticos y de negocios del país. Su impactante arquitectura rivaliza con Salé, la capital de los corsarios, a la que opone las impresionantes murallas de Pisé que luego le dieron su nombre. La variedad de lugares históricos, las pequeñas calles pintorescas de la medina o de los Oudaias, las mansiones coloniales, hacen de Rabat una verdadera ciudad jardín.

Es también un destino elegido por el turismo que desea combinar la cercanía de las playas y la posibilidad de practicar deportes como el golf con las comodidades urbanas. Precisamente si es lo que buscan, les invitamos a analizar juntos las propuestas del Hotel Villa Mandarine, un cinco estrellas en el que nos vamos a alojar hoy.

Características del Hotel Villa Mandarine Rabat

Villa Mandarine es una antigua mansión que conserva todo su aire tradicional; está decorada con los muebles originales de la familia propietaria de la mansión y con el estilo arquitectónico de Marruecos, en el que sus elementos como zellidges, bejmats y elementos de hierro forjado sirven para delimitar los diferentes espacios.  Las paredes se iluminan con una hermosa colección de pinturas y grandes ventanales dejan entrar la luz natural a la vez que ofrecen una vista privilegiada de su abigarrado jardín.

Este es uno de los espacios más hermosos de Villa Mandarine; son en total 3 ha con una plantación de 700 naranjos y cientos de plantas florales que llenan el aire con sus perfumes y colores. Si el tiempo lo permite se puede desayunar o almorzar bajo los árboles.

Son en total 3o habitaciones y 6 suites confortables y equipadas con los más modernos servicios; los ventanales permiten la entrada de la luz natural y ofrecen una hermosa vista de los jardines; las suites cuentan con jardines privados.  Cada habitación está decorada individualmente y en conjunto conforman un pequeño museo de arte, con reproducciones de los grandes maestros en cada habitación, elegidas especialmente por la dueña de casa, una profesora de Arte e Historia.

El hotel tiene servicios para sus huéspedes como caja fuerte, cambio de moneda, salón de TV y maletero, y servicios de contratación de excursiones y reservas en campos de golf. Además tiene piscina, sala de conferencias, restaurante y centro de salud con gimnasio y baño turco, donde podrán disfrutar de unos deliciosos masajes con aceite de argán.

El Hotel Villa Mandarine se encuentra en Villa Mandarine, el sector residencial de la ciudad de Rabat, en el 19 de la Rue Ouled Bousbaa. Cuenta con un servicio de traslado desde y hacia el aeropuerto y alquiler de automóvil, aunque si llegan en el suyo propio encontrarán un aparcamiento gratuito descubierto.

Más información y reserva: Hotel Villa Mandarine en Rabat

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rabat


Deja tu comentario