TALIM, museo de la legación americana en Tánger

TALIM

¿Sabías que Marruecos fue el primer país en reconocer a los Estados Unidos? Fue en diciembre de 1777, cuando el Rey de Marruecos, a través de su representante en Tánger, permitió la entrada de mercaderías sin pago de aranceles por los puertos marroquíes a varios países, ¡incluidos los Estados Unidos!

En 1821, la misión norteamericana recibió un edificio en la antigua medina, en el que permaneció hasta 1961 para trasladarse a Rabat igual que el resto de las delegaciones extranjeras.  Allí funcionó una escuela de árabe para estadounidenses, pero en 1975 el edificio estaba abandonado.

Un grupo de estadounidenses relacionados con el Reino de Marruecos logró recuperarlo y creó TALIM, el Museo de la Legación Americana en Tánger, para salvaguardar ese patrimonio y promover el diálogo entre los pueblos a través de becas, conferencias, biblioteca, investigación y programas sociales dirigidos a todos los públicos.

Actualmente, este Museo es un hito histórico nacional de los Estados Unidos y recibe miles de visitantes durante todo el año, no sólo de Marruecos y los EE.UU., sino de muchos países europeos y otros tan lejanos como Japón y China. Son 45 salas distribuidas en cinco pisos en las que se exponen grabados y pinturas que ilustran la relación histórica entre ambos países, y una biblioteca única que contiene una amplia colección de libros, monografías, mapas, fotografías y artículos tal vez la más amplia en la región, visitada por investigadores de todo el mundo.

El edificio del Museo fue restaurado completamente en la década del 20 del siglo pasado; por ejemplo, se recuperó un pabellón árabe con vistas a un patio que se renovó con puertas antiguas y azulejos de Fez. Se colocaron lámparas del siglo XVIII, rejas de hierro, y revestimientos de mármol. Cuando estuvo terminada, la Legación era un edificio imponente, y el mérito de este trabajo fue certificado por arquitectos que conocieron el antiguo edificio de 1975.

Dediquemos un párrafo a la colección de arte: son mil grabados, litografías, acuarelas y óleos de los siglos XIX y XX y más de 100 mapas antiguos provenientes de donaciones como la de Donald Angus, un residente de Tánger formada por cientos de grabados, pinturas y dibujos procedentes de Alemania, Holanda, Inglaterra, Italia, Francia, España y Malta, que datan de 1573 a 1913 y representan las ciudades de Tánger y Gibraltar, retratos y acontecimientos históricos.

También la Colección McBey, donada por Marguerite McBey, viuda del grabador y pintor escocés James McBey. Esta colección, que abarca el período 1901 a 1998, cuenta con 70 obras de más de cuarenta artistas de 11 países en una variedad de técnicas y estilos, inclusive una acuarela de Emily Sargeant, la hermana de John Singer Sargeant, y una de la Kasbah por el reconocido fotógrafo Inglés y escenógrafo, Cecil Beaton.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Tanger


Deja tu comentario