Turismo cultural en el valle del Ziz

Merzouga

La provincia de Errachidia, en el norte de Marruecos, es un lugar poblado desde los tiempos más remotos; su impactante patrimonio arquitectónico y urbano, sus tradiciones preservadas por las distintas tribus de la región, contribuyeron a la creación de una gran civilización que tuvo su centro en Tafilalet, cuna de la dinastía alauita y centro del comercio de caravanas.

Hay mucho para ver y hacer aquí en el valle del Ziz, como visitar los restos de la antigua Sijilmassa, centro de la irradiación cultural y comercial; la ciudad tenía una calle principal de más de un kilómetro de longitud y fue una de las más grandes de África.

En 1998 se reconstruyó un mapa de Sijilmassa que muestra monumentales estructuras como la Gran Mezquita y las murallas de la ciudadela. Tenía un complejo sistema de desagües que se utilizaban para lavar el oro, pues hasta aquí llegaban los cargamentos de Sudán para ser distribuidos por la región mediterránea.

En Rissani podemos visitar el mausoleo de Ali Cherif, que convoca todos los años gran cantidad de peregrinos, y la cadena de ksour a lo largo del valle del Ziz, como el impresionante Ghris Guir, en medio de frondosos palmerales, construido de adobe de color ocre.

Otros que se destacan son el ksar Fida, a 4 Km. al noreste de Rissani, el mayor y más antiguo de Tafilalet, o el de Abdelhalim Oulad, a 4 Km. al este de Rissani, que tenía tres importantes funciones: riad, establo y arsenal. Uno de los más hermosos es Maadid, a 50 Km. de Meski y 5 Km. de Erfoud, en uno de los más bellos palmerales de Tafilalet, con sus altas murallas y puertas majestuosas.  Aquí se encuentra la famosa biblioteca de Abu Salem, del siglo X, que alberga manuscritos de gran valor, sobre cultura, la ciencia y la teología.

Los entusiastas de los tiempos prehistóricos se encontrarán a gusto: en Tauz y en la región de Alnif hay grabados rupestres que se pueden visitar en excursiones de camellos o vehículos de doble tracción que salen de Zagora y Merzouga. Precisamente a 13 Km. de Erfoud Merzouga se encuentra uno de los yacimientos de fósiles marinos más grandes del mundo, de más de 360 millones de años de antigüedad, que nos hablan de un tiempo remoto en que el desierto del Sahara era un gran océano.

Es muy fácil llegar a Erfoud desde Meknes por la carretera P21 o Fes por la P20; se encuentra en la desembocadura del río Ziz y está rodeada por un amplio palmeral, con muchas tiendas, cafeterías, y lugares donde admirar los fósiles. Si la idea es quedarse encontrarán muchas opciones pues Erfoud Merzouga se encuentra entre las principales rutas de turismo de aventura y excursiones al desierto en Marruecos.

Foto: vía Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cultura en Marruecos, Marruecos


Deja tu comentario