Mirleft y sus acantilados tallados por el mar

Mirleft

Mirleft, situada a unos 120 km. al sur de Agadir, sobre un acantilado en la estrecha franja en las últimas estribaciones del Antiatlas, está surcada por múltiples arroyos, cortos pero con gran poder erosivo, que originaron numerosas playas de arena fina, cercadas por cortados de roca, y que se estrechan con la pleamar.

Es una de las playas más encantadoras y tranquilas de Marruecos. Pasear por estas playas, muy apreciadas por los surfistas, investigar por el borde de los acantilados en la bajamar, para descubrir cuevas y recovecos que la marea deja al descubierto y observar a los moluscos y crustáceos que invaden las rocas, es una de las mejores formas de descansar el cuerpo y la mente. Pero hay que tener cuidado si prefiere bañarse porque las aguas se mueven con mucha fuerza.

El fuerte militar de Tidli domina el pueblo. Construido en 1935, nos regala desde estupendas  vistas de la ciudad de Mirleft y la orilla del mar.

Durante mucho tiempo en ruinas, el fuerte conoce un renacer contemporáneo transformándose progresivamente en un albergue que acoge a los cada vez más numerosos turistas que llegan de todo el mundo.

Durante los años 70, Mirleft, junto con otras regiones al norte de Agadir, fue el pueblo de Marruecos elegido por el movimiento “hippie” que llegaba desde Norteamérica y Europa para establecerse y realizar su vida ideal. Será por esto o por el ambiente del mar que tiene cierto aire bohemio, muchos de sus habitantes son músicos y artistas, algunos pintores se dedican a decorar elementos naturales, creando piezas muy originales.

Los deportes preferidos en la zona son: el surf, el trekking, parapente, y la pesca deportiva, ya que las corvinas que rondan por estos mares son muy apreciadas.

En el centro de Mirleft se ubican todos los comercios, hoteles, bares y demás servicios, a la izquierda de la carretera sur; a la derecha, al borde del acantilado,  está la zona residencial, desde donde se puede llegar a la playa, bajando unas escaleras.

Veinte kilómetros al sur está la playa de Legzira, o La playa de los Arcos, tres arcos pétreos horadados por el mar en su incesante movimiento. En los extremos norte y sur, existen pequeños brazos de tierra que entran en el mar y que parecen habar sido socavados en la base para producir los arcos. Se puede llegar desde el mar, porque dependiendo de la marea a veces es imposible llegar caminando.

Foto:Securitynet

Imprimir

Categorias: Mirleft


Deja tu comentario